# Getlinko 5 SEO 5 Google BERT, Posicionamiento y Updates de Google

Google BERT, Posicionamiento y Updates de Google

SEO

Clara de Getlinko
Especialista en Branded Content y Enlaces SEO en Getlinko
Publicado: 10 mayo, 2022
Google es el motor de búsqueda más grande del mundo, de eso no hay dudas. Como tal, sus actualizaciones en lo que a sus algoritmos respecta (si, son muchísimos), varían en mayor o menor magnitud, casi constantemente. Tal es así que en el mundo del SEO, cada vez que resuena algún update (o peor, algún […]

Google es el motor de búsqueda más grande del mundo, de eso no hay dudas. Como tal, sus actualizaciones en lo que a sus algoritmos respecta (si, son muchísimos), varían en mayor o menor magnitud, casi constantemente. Tal es así que en el mundo del SEO, cada vez que resuena algún update (o peor, algún algoritmo nuevo), las alarmas se encienden al punto tal que de la noche a la mañana puede llegar a convertirse en uno de los empleos más demandados en la industria de la tecnología web. Recientemente se ha estado mencionando a Google BERT como uno de estos updates, y hoy vamos a comentarte de qué se trata.

Google ha estado actualizando el algoritmo de su motor de búsqueda con nuevas funcionalidades y características desde 1998. En sí, estas actualizaciones suelen ser una respuesta a las nuevas tecnologías web y los cambios en la forma en que las personas usan Internet. Mejor, imposible (¡para los usuarios!).

Tal es así que el gigante tecnológico comenzó a realizar estos updates casi constantemente, y todavía, al día de hoy, es difícil (sino imposible) saber cuándo ocurrirá una actualización o cómo afectará los resultados de búsqueda. Google no siempre anuncia el cambio, pero si pudieras monitorear los anuncios públicos que realiza, tendrías una idea aproximada acerca de en qué están trabajando.

Regístrate y utiliza el código GET10 para obtener 10% extra saldo en tu recarga

Tipos de Updates del Algoritmo de Google

Respecto a las clasificaciones que encontramos frente a las actualizaciones en los algoritmos, podríamos encontrar varias. Por ejemplo, en cuanto a SEO, encontramos que existen tres tipos de updates principales:

  1. Factores de posicionamiento
  2. Updates de penalización
  3. Clasificación en SERP

En sí, los cambios suelen ser confusos y muchas veces son contradictorios, pero algo les es común a todos: no perdonan a nadie.

Con la llegada de las Web Core Vitals, sin ir más lejos, todas las webs del mundo podrían haberse visto seriamente afectadas.

Esto, irónicamente, podría haber tenido efectos catastróficos si no hubiera sido por el tiempo de gracia que Google otorgó a los webmasters debido a la pandemia. El cambio estaba previsto para entrar en vigencia desde fines de 2020, no obstante luego se dijo que “aproximadamente”  la fecha llegaría en mayo de 2021. Luego se dijo que no afectarían al posicionamiento, y posteriormente John Mueller (webmaster trends analytics de Google) dijo que “debería comenzar a prestárseles mucha atención”, más que nada desde la perspectiva de los tiempos de carga.

Dos meses después, él mismo las catalogó como un factor de desempate, no de posicionamiento.

Imagina esto a escala Google: prácticamente (y en proporción), al menos uno de sus algoritmos sufre una modificación dos veces al día. Accesibilidad, usabilidad, penalizaciones, backlinks, contenido, etcétera… Todo puede ser afectado por alguno de estos updates.

Penalizaciones

Antes de hablar de Google BERT, necesitamos explicarte los otros dos updates restantes. Sigamos con las penalizaciones.

¿Conoces Google Panda? Si te dieron escalofríos al leerlo, es porque llevas un buen tiempo en el SEO, o porque tu sitio alguna vez fue penalizado por su contenido. Esta actualización del año 2011, afectó tan gravemente a los sitios con thin content, o con contenido duplicado, que incluso algunos fueron completamente desindexados.

Google Penguin, por su parte, llegó al año siguiente para ajusticiar a aquellos sitios con linkbuilding manipulado (esto provocó una de las caídas más importantes en la historia de las indexaciones en motores de búsqueda).

Hubo otros, es verdad, pero este dúo, desde entonces, es uno de los más temidos en el grupo de actualizaciones de Google.

Clasificación en SERP

El tercer tipo dentro de esta división es el de clasificaciones. En sí, no se trata de un update que “castigue” a los sitios. Por el contrario, visto en cierto modo, su objetivo es beneficiar a aquellos que se ajusten a las nuevas indicaciones del gigante tecnológico.

Todo comenzó con Google Hummingbird, en el año 2013 (esta gente no descansa, ¿verdad?). Prácticamente, a diferencia de sus dos antecesores, Hummingbird no se trató de una actualización del core, sino más bien que se trataba de un algoritmo en sí mismo. Se basó en el uso de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning para poder mejorar la capacidad de Google de comprender el contexto de las búsquedas, a punto tal que fuera capaz de interpretar el lenguaje natural.

En sí, su funcionalidad radicaba en el hecho de que, desde entonces, sería necesario que el motor de búsqueda fuera capaz de realizar búsquedas complejas, ya no basadas en las palabras clave. Si te dedicas al SEO, tómate tu tiempo para reponerte. A todos nos costó. Pero hay luz al final del túnel.

google-hummingbird

Rankbrain, el antecesor de Google BERT

¿Ya estás en condiciones de seguir leyendo? Perfecto, continuamos. Estábamos en el año 2013, con las primeras implementaciones de Hummingbird. ¿Recuerdas que te contamos que los algoritmos de Google suelen cambiar de 1 a 3 veces por día? Esta no fue la excepción.

Con la llegada del 2015, el motor de búsqueda lanzó el algoritmo RankBrain. Y con su llegada, vino el anuncio tan esperado: los updates no afectarían más (negativamente) a las webs que no estuvieran en las condiciones exigidas.

Esto se da, lógicamente, con la introducción de este nuevo grupo de updates (los de clasificación). Y desde entonces llegarían muchísimas más actualizaciones de este tipo.

RankBrain, sin ir más lejos, es uno de los que al día de hoy los SEOs más respetan. ¿Por qué? Todo radica en su complejidad. Desde su presentación oficial, Google mismo lo ha condecorado como el tercer factor de posicionamiento más importante (y no, no nos referimos a los famosos 200 factores).

Vamos a resumirlo de esta manera: Google es sumamente severo en cuanto a los resultados que expone en su SERP. Por tanto, si un usuario tuviera que realizar más de una búsqueda (por no encontrar lo que buscaba a la primera), la cosa se pondría seria. Es entonces que Rankbrain entra en acción, ayudando a interpretar el contexto correcto de lo que el usuario introducía para buscar.

La versión mejorada de Hummingbird, entonces, actuaría como un traductor entre el usuario y sus servidores (interpretando contextos vía Machine Learning), y dándose apoyo en lo que Panda y Penguin hayan determinado que debería mostrarse.

Antes de pasar a Google BERT, debes comprender esto: hasta entonces, el contexto de las búsquedas se basaba en aquellas que se habían realizado en el pasado, dando pie a lo que hoy conocemos como las famosas “intenciones de búsqueda” o search intent.

search-intent

Con la nueva actualización, todo cambiaría. O al menos eso dio a entender Mueller en una sesión de Google Hangout:

“So, BERT is essentially a web of better understanding text. It’s not a ranking change in that sense. It’s not an update… kind of an algorithm update that suddenly we rank things differently.”

En español: «Así pues, el BERT es esencialmente una red de comprensión del texto. No es un cambio de clasificación en ese sentido. No es una actualización… una especie de actualización del algoritmo que de repente clasifica las cosas de manera diferente.»

Es un update de clasificación: sí. Es un update de ordenamiento: sí. En efecto, la actualización llegó para ofrecer nuevas reglas.

La llegada de Google BERT

Bidirectional Encoder Representation Transformers. ¿Un nombre muy cool, verdad? Vamos a centrarnos únicamente en “Bidirectional” y “Transformers”.

¿Recuerdas que con Rankbrain el contexto hacía referencia a las búsquedas pasadas? Pues bien, Google BERT ahora es capaz de interpretar el contexto desde -adivina- la bidireccionalidad. Sin ir más lejos, el algoritmo ahora es capaz de leer tanto de izquierda a derecha, como de derecha a izquierda. De ese modo, el contexto ahora radica, precisamente, en la búsqueda introducida por el usuario.

Por otra parte, hablemos de la sigla referida a “Transformers”. En sí, hace referencia a los transformadores que hacen parte de la red neuronal que lo integra, la cual pondera las palabras que podrían dificultar la comprensión de las búsquedas realizadas. Estamos hablando, por ejemplo, de pronombres complementos directos e indirectos, e incluso preposiciones.

La importancia de Google BERT radica en la utilización del procesamiento de lenguaje natural para poder clasificar los resultados de búsqueda.

Y solo resta preguntarnos: ¿qué se puede hacer desde el SEO para mejorar los resultados? La respuesta más simple sería crear contenidos conversacionales, dejando un poco de lado a las palabras clave pensadas en cuanto a competencia, perfilándolas siempre hacia las long tail; ofreciendo contenido de valor y que, en la medida de lo posible, un niño de 7 años sea capaz de comprenderlo; y por último, estar sumamente atentos a las búsquedas con campos semánticos verdaderamente amplios.

BERT llegó para ayudar a los usuarios, no para castigar a los sitios web (al menos por ahora). ¿Quieres un consejo? Deja de pensar en Google como un motor de búsqueda. Piensa en él como si fuera un humano, y ofrécele los contenidos que creas que tu público objetivo está esperando encontrar.

Si no estás de acuerdo con eso de “pensar en él como si fuera un humano”, puedes comenzar tu lucha contra el famoso “¡Hey Google…!”.

¿Da miedo, verdad?

Regístrate en Getlinko y utiliza el código GET10 para obtener 10% extra saldo en tu recargaenlaces-publicidad-getlinko

Te podría interesar